Sor Rosé nos ha visitado, momento que hemos aprovechado para poner su nombre a nuestro jardín interior.

¡Qué bonita forma de cerrar el curso, recibiendo la visita de Sorru y colocando ella misma la placa en su jardín!

¡¡GRACIAS POR TODO SORRU!!